PRODUCTO: DUO-DECADRON
PRESENTACIÓN: Fco. amp. X 2 mL.
LINEA: LINEA GENERAL
PRECIO Público: 41.370 (Iva incluido)
Acción Terapéutica:
Glucocorticoide sintético de acción sistémica y local.
 
Posología:
DUO-DECADRON Inyectable es una suspensión blanca, que sedimenta en reposo pero se suspende fácilmente al agitarla con suavidad DUO-DECADRON Inyectable al igual que muchos otros preparados corticosteroides, es sensible a la acción del calor y no puede calentarse en autoclave. También se debe proteger de la congelación. No se ha establecido la dosificación en los niños menores de 12 años. La dosis debe ajustarse a la severidad de la enfermedad y a la respuesta del paciente.
Inyección intramuscular - Dosis 1 a 2 mL. La dosis recomendada para la mayoría de los pacientes es de 2 mL. Sin embargo, generalmente la inyección de una dosis de 1 mL suele producir el alivio de los síntomas durante más o menos una semana y puede resultar adecuada para algunos pacientes. Con la inyección intramuscular, el alivio de los síntomas suele manifestarse al cabo de 24 horas y persiste por períodos de 1 a 3 semanas.
Si es necesario proseguir el tratamiento, la dosis se puede repetir con intervalos de 1 a 3 semanas.
Inyección intraarticular y en tejidos blandos.
Las dosis habitual es de 0,5 a 2 mL. Si es necesario proseguir el tratamiento la dosis puede repetirse a intervalos de 1 a 3 semanas. En la bursitis y tenditis, la dosis varía según la localización y la intensidad de la inflamación.
Generalmente, el alivio suele comenzar al cabo de 3 a 24 horas y persiste durante 1 a 3 semanas (la mayoría de los pacientes requiere 1 ó 2 inyecciones solamente).
Inyección intralesional:
La dosis usual es de 0,1 a 0,2 mL en cada sitio de aplicación. En las enfermedades de la piel (por ej.: la Psoriasis) la dosis total no debe exceder de 2 mL. El intervalo entre las inyecciones varía desde unas semanas hasta unos pocos meses, según la afección tratada y la respuesta.
 
Fórmula:
Cada mL contiene:
Dexametasona Acetato monohidrato microfina 9,69 mg (equivalente a 8 mg de Dexametasona).
Dexametasona Fosfato Sódico 3,21 mg (equivalente a 2 mg de Dexametasona).
Bisulfito de Sodio 1,0 mg
Alcohol Bencílico 9,0 mg
Edetato Disódico 0,5 mg
Cloruro de Sodio 6,67 mg
Polisorbato 80 0,75 mg
Creatinina 5,0 mg
Carboximetilcelulosa Sódica de baja viscosidad 5,0 mg
Hidróxido de Sodio 0,2 mg
Agua destilada estéril c.s.p. 1 mL
 
Efectos colaterales:
Alteraciones hidroelectrolíticas: Retención de sodio y líquidos, insuficiencia cardíaca congestiva, pérdida de potasio, alcalosis, hipokalemia, hipertensión. Musculoesqueléticos: Debilidad muscular, miopatía esteroide, osteopororis, fracturas vertebrales por compresión, necrosis aséptica ósea, fracturas patológicas, rupturas tendinosas.
Gastrointestinales: Ulcera péptica, perforación intestinal, pancreatitis, distensión abdominal, esofagitis ulcerativa.
Dermatológicas: Retardo en la cicatrización, fragilidad de la piel, petequias y equimosis, eritema, aumento de sudoración.
Neurológicos: Convulsiones, aumento de la presión intracraneana, vértigo, cefalea.
Endócrinos: Irregularidades menstruales, síndrome cushingoide, supresión del crecimiento en niños, diminución de la tolerancia a los hidratos de carbono, manifestaciones de diabetes mellitus latente.
Oftálmicos: Catarata subcapsular posterior, aumento de la presión intraocular, glaucoma, exoftalmos.
Metabólicos: Balance nitrogenado negativo por catabolismo proteico.
Otros: Reacciones de hipersensibilidad, tromboembolismo, aumento del apetito, náuseas, malestar.
Efectos colaterales adicionales relacionados con el tratamiento parenteral son: casos raros de ceguera asociados con terapia intralesional en cara y cabeza, hiper o hipopigmentación, atrofia cutánea o subcutánea, abscesos estériles, inflamación post-inyección, artropatía tipo Charcot, escaras, induración, inflamación, parestesias y dolor.
 
Precauciones:
DUO-DECADRON Inyectable no se recomienda como tratamiento inicial en cuadros que comprometan la vida.
Los preparados con corticosteroides de depósito pueden producir atrofia en el sitio de la inyección. Para reducir al mismo la probabilidad y la severidad de la atrofia, no debe administrarse por vía subcutánea, se debe evitar la inyección en el deltoides y asimismo, siempre que sea posible, evitar la repetición de las inyecciones intramusculares en el mismo sitio.
No se ha establecido la dosis para niños menores de 12 años.
NO INYECTAR POR VIA INTRAVENOSA, NI LOCALMENTE EN AREAS INFECTADAS. La dosis medias y altas de hidrocortisona y cortisona pueden producir elevación de la presión arterial, retención hidrosalina y aumento de la excreción de potasio; menos probable son los derivados sintéticos, excepto cuando se emplean dosis elevadas. Puede ser necesaria la restricción salina y la suplementación de potasio.
En pacientes sometidos a terapia corticosteroide sujetos a stress fuera de lo común, está indicado el aumento de la dosis de corticosteroides de acción rápida, antes, durante y después de la situación de stress.
La insuficiencia adrenocortical secundaria inducida por la droga puede ser resultado de una supresión demasiado rápida y se reduce disminuyendo gradualmente la dosis.
Si los corticoides están indicados en pacientes con tuberculosis latente o con reactividad a la tuberculina, es necesaria una estrecha vigilancia porque puede producirse una reactivación de la enfermedad. Está contraindicada la administración de vacunas de virus vivos en individuos que estén recibiendo dosis inmunosupresoras de corticosteroides.
Los corticosteroides deben usarse con precaución en la colitis ulcerosa no específica, absceso o infección piogéna; diverticulosis; anastomosis intestinal; insuficiencia renal; hipertensión; osteoporosis y miastenia gravis. Los corticosteroides pueden enmascarar algunos signos de infección y pueden aparecer nuevas infecciones durante su uso.
Cuando se emplean corticosteroides pueden presentarse trastornos psíquicos. Puede desarrollarse dependencia psicológica y/o fisiológica con el uso de corticosteroides a largo plazo.
El uso prolongado puede producir catarata subcapsular posterior, glaucoma con posible daño del nervio óptico y favorecer el desarrollo de infecciones oculares secundarias por hongos o virus. Debe observarse cuidadosamente el desarrollo de lactantes y niños sometidos a una terapia prolongada con corticosteroides. En las inyecciones intraarticulares pueden producirse efectos sistémicos además de los locales.
Es necesario un examen adecuado de todo líquido articular para excluir la posibilidad de un proceso séptico. Si se produce una complicación séptica de la articulación, debe instituirse un tratamiento antimicrobiano apropiado.
Los corticosteroides no deben inyectarse en las articulaciones inestables. Uso durante el embarazo y la lactancia: El uso de estas drogas durante el embarazo, o en mujeres que pudieran quedar embarazadas, requiere se confronten anticipadamente los beneficios y posibles riesgos para la madre y el embrión o feto. Los corticosteroides pueden suprimir el crecimiento, se aconseja, a las madres que ingieren corticosteroides, que no amamanten.
 
Contraindicaciones:
Micosis sistémica. Hipersensibilidad a cualquier componente del producto.